Zaratustra luces de bohemia

Borja' s times: Guia de luces de bohemia

Calidad pictórica. Se dibuja el escenario con breves y certeros brochazos. El hecho de que se equiparen al mismo nivel a los animales y a las personas es un rasgo de deformación total. Los animales se ven como personas que forman parte de la tertulia personificación y el librero charla con ellos animalización.


  • numeros de telefono de mujeres solteras en usa.
  • blog de literatura.
  • conocer gente en cuenca ecuador?
  • Luces de bohemia; Ramón María del Valle Inclán!
  • .

La figura del librero Zaratustra queda degradada desde el comienzo. Zaratustra se equipara a un bicho. No falta tampoco la ironía al final del retrato de Zaratustra. Sigue el retrato del personaje, caracterizado como un muñeco insignificante y deforme. En esa obra Zaratustra es un ermitaño que vive recluido en la montaña, donde a lo largo de su retiro reflexiona sobre la vida y la naturaleza del hombre.

Frente a la dignidad del personaje de Nietzsche, el Zaratustra de Luces de bohemia resulta ridículo en su tacañería y vileza. Mediante ese contraste uno de los rasgos característicos del esperpento entre el personaje al que hace referencia el nombre y la naturaleza del propio personaje, el librero de Luces de bohemia resulta absolutamente grotesco. Pertenece a la obra La vida es sueño de Calderón de la Barca.

Conte enrrere per a Falles

Se le identifica con un perro. Se pone de relieve su cobardía, su naturaleza de aprovechado, de interesado. Es como el perro lazarillo que acompaña a Max que es ciego , pero en lugar de ayudarle y servirle de fiel amigo le engaña y le es desleal. Revela que Don Latino le ha engañado a Max. Se basa en Ciro Bayo, escritor español. Aventurero y bohemio, se alistó a los 16 años en las filas carlistas, viajó por España y América y murió en la miseria.

Es un pedante. Mezcla un castellano elegante y distinguido con vulgarismos. Salud para todos. Absolutamente fuera de lugar. Cultismo innecesario. El chico pelón, al lanzar ese grito con el que ensalza al país, demuestra su ignorancia hacia la verdadera naturaleza de una España corrupta y llena de crímenes y revueltas. Sin embargo Max critica precisamente que en España la religión se ha convertido en algo hueco, vacío, que no ofrece respuestas a los grandes enigmas del ser humano. Deja ver su interés material respecto a la religión.

A la literatura de folletín, las novelas por entregas. This entry was posted on marzo 9, a 6: You can follow any responses to this entry through the RSS 2. Todo el dialogo entre Max y los modernistas es, entre otras cosas, un modelo de agilidad y desenfado. Deben ponerse de relieve aquellas réplicas especialmente humoristicas. Como bien sabemos, los modernistas, como son Dorio y Max, sentían un distanciamiento etilista hacia el pueblo y se observa con claridad en el momento y es clara la aparición del Modernismo en el momento en el que, por ejemplo, Max cita estas palabras: Hace frío, Max se quiere ir a su casa, pero Don Latino insiste hasta que encuentran a la Pisa Bien y recuperan el décimo.

Y enseguida encuentran a los modernistas y todo se complica: Max se encuentra con un grupo de intelectuales modernistas y empiezan a hablar de diversos aspectos culturales. Por su comportamiento, el guardia se lo lleva detenido al Ministerio de la Gobernación. De personajes: Unos son largos, tristes y flacos, otros vivaces, chaparros y carillenos. Dorio de Gadex, jovial como un trasgo, irónico como un ateniense, ceceoso como un cañí, mima su saludo versallesco y grotesco.

Feo, burlesco y chepudo, abre los abrazos que son como alones sin plumas en el claro lunero. De espacios: Una calle enarenada y solitaria. Faroles rotos, cerradas todas, ventanas y puertas. En la llama de los faroles un igual temblor verde y macilento. La luna sobre el alero de las casas, partiendo la calle por medio. La buñolería entreabre su puerta, y del antro apestoso de aceite….

Escena V: Max llega detenido al Ministerio de la Gobernación, pero dice que es él el quien lleva detenidos a los policías. Max se dedica a contestar graciosamente a todas las preguntas que le hace el comisario y este indignado decide enviarle a los calabozos. Observa los cargos de los que le acusan los guardias: Una vez detenido Max se burla de los que le detienen e interrogan, esto provoca que lo encierren en el calabozo.

Sus amigos y Don Latino se van al periódico a protestar. Escena VI: Si, cuando lo describe como el bulto de un hombre morados, que se supone que se refiere a moratones de la tortura, y que tiene la cara llena de sangre. Sabemos que eso es por la tortura porque la persona que lleva a Max al calabozo lo amenaza con torturarlo. Observa su lenguaje: Observa su figura. El preso cuenta su historia. Por ser un revolucionario anarquista y no teme que le maten sino que antes de hacerlo lo torturen y se diviertan con él golpeandolo, si que tiene motivos ya que anteriormente había sido maltratado.

También hace referencia a la ley de fugas, aprobada en Localízalas en el texto y coméntalos brevemente. Escena VII: Don Filiberto representa la pedantería y el periodismo sometido al poder político. En la escena siguiente Max va a quejarse del trato recibido al Ministro de la Gobernación. Escena VIII: Max y el Ministro de la Gobernación. Por qué el autor intenta que veamos la realidad de la sociedad española, los distintas formas de ver el poder y las consecuencias reales de un problema social, como es la muerte del niño.

Si, probablemente Max sería un personaje que se sumaria al grupo de los que culpan a la policía.

Luces de bohemia

Escena IX: Encuentro con Rubén Darío. En la conversación recuerdan París y se comentan las afinidades que tienen don Latino y Rubén Darío con la doctrina teosófica de Madame Blavastky. En esta escena se aprecia un considerable anticlímax de la acción, la conversación entre los amigos es relajada y distendida. En la conversación vuelve a aparecer el tema de la religión y de la espiritualidad.

Rubén Dario se confiesa creyente en Dios, en Cristo y en el infierno, mientras que Max se declara irreligioso, no es creyente, piensa que todo es una farsa. Escena X: Max y Don Latino se encuentran con unas prostitutas que ejercen su oficio en un paseo entre las sombras de los ramajes. En esta escena aparece el mundo paupérrimo de la prostitución callejera. Max trata a La Lunares con respeto y consideración.

Escena XI: Divide a los personajes de la escena en esos dos grupos. El tabernero, el retirado, el empeñista. El albañil, la trapera, la vieja. En esta escena Max es un personaje secundario, la protagonista es la Madre y los que la rodean con sus comentarios. Escena XII: Teoría del esperpento. Es el amanecer, dan las cinco en el reloj de la torre.

Max le pide el carrik a Don Latino. Allí, en la puerta de su casa Max define el esperpento. Cópialo sin las intervenciones de Don Latino. La escena es el clímax de la obra: Sí, porque utiliza vocabulario esperpéntico cómo coloquio , ironía y el ambiente en que transcurre la escena. Escena XIII: Define con un par de adjetivos a quien así se comporta.

Es una actitud pacífica y de sorpresa ante la muerte de su amigo. Insensible y aprovechado.


  • citas celebres hombres;
  • conocer gente de ucrania!
  • chica joven busca sexo?
  • Madrid: Espectáculo Urbano (Blog de Hisp ) : El esperpento en escena II de Luces de Bohemia!
  • Valle-Inclán, Luces de Bohemia: Escena II.

Te puedes imaginar el olor a carne chamuscada junto a los gritos de Claudinita Puro esperpento. Éste propone que se le ponga un misto encendido en el dedo pulgar de la mano. La consumición de éste hasta el final indicaría la muerte de Max. Escena XIV: Rubén Darío y Bradomín. El cementerio; allí aparecen Rubén Darío y el Marqués de Bradomín.

El marqués defiende su religión , el catolicismo.